Primera Escuela de Invierno MDCE

DSCN1087-Large-850x353

“COMPRENDIENDO EL ABECEDARIO DE LA VIDA EN LA TIERRA: LLEVANDO LA BIOLOGÍA MOLECULAR A LA ESCUELA A TRAVÉS DE LABORATORIOS PORTÁTILES”

Uno de las apuestas más ambiciosas de esta Primera Escuela de Invierno fue el curso “Comprendiendo el Abecedario de la Vida en la Tierra: llevando la Biología Molecular a la Escuela a través de laboratorios portátiles”, programa que se desarrolló entre el 18 y 22 de julio y que obedece a un proyecto a nivel nacional que están llevando adelante el Ministerio de Educación de Chile y la Fundación Allende-Connelly. El curso se dirigió a profesores de Biología que pertenecieran municipales, con el fin de que estos perfeccionaran conceptos y técnicas de biología molecular para luego hacer uso de laboratorios portátiles en sus colegios.
“Este es un proyecto bastante grande donde participan nueve universidades de nuestro país. Quienes encabezan la iniciativa son el Mineduc y la Fundación Allende-Connelly., que pertenece al profesor Jorge Allende de la Universidad de Chile. Ellos realizaron esta experiencia en Santiago y, con el fin de llevarla a regiones, se vincularon con varias universidades en el resto del país. En este caso, es la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso quien tiene a cargo los laboratorios móviles en la región de Valparaíso y la idea es que se realice todas las vacaciones de invierno y todas las vacaciones de verano”, contó Jorge Olivares, Biólogo y Doctor en Biología Molecular y Celular. Olivares, junto a Fernando Gómez, Biólogo y Doctor en Biotecnología; Paulina Schmitt, Bióloga Marina y Doctora en Microbiología y Parasitología; y Corina González, profesora de Biología, Doctora en Didáctica de la Biología y Directora del MDCE, fueron quienes estuvieron a cargo de dictar el programa. “El fin último del curso es llevar un laboratorio a los colegios para que los niños se enteren qué es lo que hacen los científicos y puedan tener en sus manos elementos con que los científicos trabajamos cotidianamente. El curso va a entregar a los profesores, principalmente, herramientas y técnicas para que puedan replicar el curso. Tenemos un laboratorio portátil que vamos a llevar a los diferentes colegios y la idea es que los profesores aprendan a usarlo. Lo más interesante y desafiante de este curso es que realmente logremos llevar la Ciencia a los niños y compartir con ellos el sentir del científico, desmitificar esta figura, que creo que hace falta en Chile y es súper importante para la educación de nuestro país”, indicó Olivares, docente del Instituto de Biología de la PUCV cuya línea de investigación se relaciona con bacterias antárticas. A pesar de la complejidad teórica que significó el curso, quienes participaron en él destacaron las metodologías que ocuparon los profesores, presentando de manera sencilla y didáctica los contenidos, y su calidad humana.

“Veo que el curso permite acercar el tema a los niños, para ellos el tema de la Biología Molecular es difícil, se pierden, entonces creo que al llevar un laboratorio móvil a los colegios será más fácil para ellos comprender este tema. Aunque yo aún no hago clases, el curso me sirvió para interiorizarme sobre la didáctica y hacerme una idea de cómo acercar el tema a los niños”. Fabián Ramírez Estudiante de cuarto año de Pedagogía en Biología en la PUCV

“El curso sirvió para actualizar mis conocimientos sobre Biología Molecular, y espero llevarlo al colegio y tratar de hacer cosas nuevas con los niños para que se motiven más con un tema tan difícil como el de Biología Molecular. Los que asistimos pudimos darnos cuenta de los conceptos que, en general, los alumnos manejan y evaluar y aprender de los diferentes contextos en que se mueven los profesores porque convergieron colegas de colegios particulares y municipales. Siempre es interesante encontrarse con esa brecha que hay en la educación. Joselyn Faúndez Profesora del colegio República de Colombia de Viña del Mar

“Veo este curso como una capacitación, el hecho de que sea sobre Biología Molecular hace que sea bien específico y creo que es una oportunidad para mí de aprender. También me parece muy motivante la posibilidad de llevar el laboratorio a los liceos; para que los estudiantes tengan la posibilidad de ver y hacer cosas que nosotros a veces vemos tan sencillas, como la extracción de ADN, y a la que ellos no pueden acceder. Eso lo encuentro genial. Destacó también la especificidad de los profesores que guiaron el curso de una manera bastante práctica”. Patricia Soto Profesora del liceo José Francisco Vergara de Gómez Carreño y Benjamín Vicuña Mackenna de Recreo

"Estoy feliz, contenta, siento que me llevo un mundo de cosas nuevas y me enfrento a otras que tengo que derrumbar. La manera de hacerlos es lo que me desafía en este momento porque la Ciencia ha avanzado tanto y hay cosas que no conocíamos con claridad, por ejemplo, la biotecnología o lo que son los transgénicos. Me gustaría destacar a los profesores, fueron muy abiertos, contestaron todas nuestras dudas y nos hicieron pensar en las cosas que pueden venir para adelante. Así que me voy feliz. Estoy feliz porque me permite darle nuevos conocimientos a jóvenes y adultos que nunca siquiera han tenido la posibilidad de observar a través de un microscopio. Me gustaría destacar que estamos en vacaciones y son pocos los profesores que optan por perfeccionarse, así que aplauso para todos nosotros". Teresina Acuña Profesora del Centro de Educación Integral de Adultos (CEIA)

"El curso me gustó mucho. Los profesores son de una gran calidad humana, estaban dispuestos a enseñarnos, resolvían los problemas que surgían dada nuestra inexperiencia en el uso de materiales, como que no les preocupaba, lo que les importaba es que todos estuviéramos trabajando, que manipularamos el material. Ya al tercer día nadie tenía miedo de utilizarlos. Yo soy profesor recién egresado y me encontré con muchas cosas que conocía, pero también muchas que eran importantes y no tenía idea. Encontré que es muy necesario para los profesores de Biología hacer este tipo de cursos porque nos acerca a un mundo que no vemos cotidianamente, que es lo molecular, que es algo que forma parte de nuestras vidas pero no lo vemos siempre. Me gustaría destacar la forma de evaluación porque nos hicieron evaluarnos a nosotros mismos y compartir la experiencia con los compañeros. Y es que yo creo que lo bueno de estas instancias es que se reúnen profesionales que nos tratan como iguales y nos permiten compartir nuestras inseguridades y falencias sin problemas para poder superarlas". Jonathan Santana Valenzuela Profesor del Liceo Artístico Guillermo Gronemeyer de Quilpué:

 Fuente Magíster en Didáctica de las Ciencias Experimentales, PUCV

Marcar el Enlace permanente.

Un comentario

  1. Victor hugo rubilar duran

    Quiero hacer este curso, porque necesiro capacitación ya que trabajo en laboratorio de ciencias con mis alumno del centro educacional Baldomero Lillo de la corporacion municipal de san Bernardo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *